Característica de la Juventud Malagueña que acude los fines de semana por la noche al centro de la ciudad

Para conocer en cada momento la realidad en la que los jóvenes realizan sus consumos tanto de sustancias legales como ilegales a través de los mediadores del ocio nocturno.Hemos realizado un estudio a 1.024 jóvenes que salen los fines de semana por el centro de Málaga

La edad media que hemos obtenido es de 21 años.

El 55,97% poseen el título de bachillerato o algún ciclo de formación profesional.

El 95% de la población joven malagueña que ha realizado el cuestionario ya ha consumido alguna sustancia.

555 jóvenes, son los que realizan un consumo del alcohol durante los fines de semana.

Existe un alto porcentaje de menores de edad que son consumidores de alcohol sobre todo en los fines de semana.

El 54,4% de los jóvenes no han probado los cigarros nunca, pero el 24,7% es consumidor habitual.

69,5% nunca han consumido marihuana o hachís.

En cuanto a los datos que se han obtenido en relación a cuando había sido la última vez que realizaron un uso abusivo del alcohol, vemos que el 27,7% lo había realizado el mismo fin de semana que se le pidió que rellenara el cuestionario y tan solo el 6,5% nunca había sufrido una borrachera.

Un 14% de los menores de edad, que han sido objeto de estudio, se habían emborrachado ese mismo fin de semana.

Un 36,73%, lo que representan a 375 jóvenes, ha conocido a alguien de manera directa que ha tenido que ser atendido por los servicios médicos debido a una “borrachera”, y el 8,4% reconoce que ha sido atendido.

El 17% de la población, a veces combinan la conducción con la utilización de sustancias psicoactivas.

El 31,7% utiliza los servicios públicos como el autobús.

 

Uso del preservativo

El 10,3% nunca lo utiliza cuando mantiene relaciones, pero cabe destacar que el 51,9% lo utiliza de manera habitual.

Si comparamos la media de edad de nuestro estudio con otros estudios realizados  tanto a nivel nacional como provincial hemos detectado que excepto en el alcohol, el resto de sustancias analizadas la edad de inicio se produce más tempranamente en Málaga.

CONCLUSIONES FINALES

-Profundizar en la información, que se dice, como se dice y donde se dice.

– Elaboración periódica y continuada de estudios e investigaciones, sin conocer es actuar a ciegas. La prevención hay que adaptarla a la realidad de cada calle, de cada barrio, de cada distrito y de cada localidad, para ello es necesario conocer las realidades de cada uno de estos territorios.

– Los jóvenes como grupo de cambio necesitan PROPUESTAS DE OCIO. Esas PROPUESTAS deben resultar atractivas y prácticas, puesto que muchas veces se proponen o se realizan actividades sin saber ni conocer cuáles son las preferencias. La necesidad de profundizar en elementos mucho más específicos, como tipo de ocio alternativo que tienen o quieren los jóvenes, cuáles son sus inquietudes, que les hace consumir tanto alcohol, que es lo que les llama la atención a la hora de fumarse su primer cigarrillo, o la forma que tenemos para llegar a ellos, dónde el ámbito de las nuevas tecnologías se convierte en crucial, y en un objetivo de primer orden.